Diario libertario de lugo e galaxia

La banda Black Panther de cataluña, el enemigo público de la semana

19/02/2013
11:36
black panther

If I choose to ride Thuggin' till the day I die is becouse they don't give a fuck about us
- 2Pac Shakur

Mientras llegan ejemplos por todas partes de donde mucha gente, si bien no avanza, deja de retroceder, se para en seco y dice basta, hasta aquí (como el caso los bomberos que se negaron a seguir las ordenes de la policía y desahuciar a una anciana en A Coruña, o la huelga de Iberia) nos llega la noticia de la operación masiva contra los "black panthers" al parecer una peligrosísima banda de barcelona de la que apenas se sabe nada, como tampoco los medios apuntan claramente el porqué de las detenciones. Se habla de delitos de trafico de drogas, retención ilegal e intento de asesinato. Seguramente, relacionado con alguna incautación de alguna pequeña cantidad de hachish o cocaína para el menudeo por parte de alguno de sus miembros, en el caso de la acusación de tráfico, o bien por alguna puñalada en el transcurso de una pelea, en el caso de la acusación de intento de asesinato. Ahora bien, esta macrooperación, como ha sido denominada, parece indicar otras motivaciones.

Por un lado, sigue la dinámica de criminalización de colectivos enteros en base a las actuaciones de sus miembros, en la misma línea que la reforma anunciada por el ministerio del interior, que enjuiciaría a todo un sindicato o partido político, por los delitos que cometan sus afiliados, o el endurecimiento de las penas a quienes convoquen manifestaciones sin autorización, o manifestaciones con autorización en las que se comentan delitos. Este camino ya lleba tiempo forjándose, la forma de actuar indica que el objetivo final es catalogar (si es que no está ya catalogada) a la banda black panther como organización criminal, y enjuiciar a cualquier miembro que identifiquen simplemente por la pertenencia a la banda. Los casos que mencionamos pueden parecer muy dispares, pero en todos ellos el mensaje de fondo es el mismo: "no te organices, que te vas a meter en problemas por lo que hagan otros". La verdad es que hay que reconocerles el mérito en la estrategia. En este caso la latinofobia es la protagonista, relacionando entre sí a un montón de grupos de jóvenes que poco o nada tienen que ver entre sí, y en los que no solamente participan latinos. Por otro lado no olvidemos, que con el término latino se engloba a gente de todo un continente, con el que además, para la desgracia de ellos, tenemos mucho en común.En cualquier caso, el pueblo es siempre el que paga los platos rotos y en su sucia estrategia siembran un odio cuyas tempestades seguramente no recoga el stablishment.

La otra característa que queremos señalar en esta macrooperación, es su componente mediático amarillista, del cual el ministerio del interior saca una buena tajada, el medio de comunicación (por llamarlo de alguna manera) gana audiencia, el policía obedece, el ciudadano se asusta... todo sigue su curso. Es sorprendente ver como en el estado de derecho, el mejor de los mundos posibles, unas vidas valen más que otras, como el saqueo y el acoso por parte de los poderes financieros quedan impunes, bien relacionados con los profesionales de la política, y con las mafias, como vamos viendo en casos como el reciente caso Crespo en Lloret de Mar, o el bien conocido por los lucenses caso Carioca, aún sin esclarecer del todo. Es aquí donde se encuentra el verdadero crimen organizado, aunque muchas veces esté perfectamente justificado legalmente. ¿Porqué no aplican aquí el mismo principio? ¿Porqué no ilegalizan el partido popular? Cada año mueren miles por cancer, suicidios, accidentes laborales, accidentes de tráfico pero estas muertes se presentan como casualidades, como hechos imprevisibles y se desvinculan de la industria, cuando la mayoría de estas muertes están vinculadas directamente con la actividad productiva, como si esta fuera algo apolítico, necesario, transparente, amoral, y del que nadie se beneficia. Cada una de estas muertes es un número más dentro de una estadística, pero una muerte en una pelea... ¿es diferente? ¿o la hacen diferente los medios? Como siempre hay quien quiere mear fuera de tiesto, aclaramos, que no estamos justificando la violencia pandillera ni de otro tipo. Pero si que denunciamos que hoy la mínima violencia de una pandilla esta sirviendo para maquillar la violencia sistémica y justificar los crímenes del estado en base al miedo, porque a través del miedo gobiernan.

Una vez me dijo un antiguo miembro de una banda: "en todos estos años he conocido y he peleado con muchas bandas, y te aseguro que la peor de todas es la policía".

Sección: 
Etiquetas: