Diario libertario de lugo e galaxia

Impiden salir a un preso de Palma que tiene que donar su médula para salvar a su hermana

05/03/2013
13:27
Elenilde Oliveira está ingresada desde abril de 2012 en un hospital de Sao Paulo.

 

José Raimundo Oliveira Santos, un brasileño de 36 años, está preso en la cárcel de Palma y a la espera de que le autoricen la salida controlada para desplazarse a un hospital de Madrid o Barcelona.

José Raimundo tiene una hermana, de nombre Elenilde, que se encuentra ingresada en un hospital de Sao Paulo (Brasil). En abril de 2012 a la mujer, de 42 años, se le diagnosticó una leucemia milelóide aguda. La única solución para tratar de salvarle la vida pasa por un trasplante de médula.

Pruebas

Elenilde pertenece a una familia de cinco hermanos. Al efectuarse las pruebas pertinentes se demostró que la médula de José Raimundo es la única de los hermanos compatible al cien por cien con la de Elenilde.

Desde hace años el hombre tiene su residencia fijada en Eivissa, donde está casado con una española y del matrimonio ha nacido una niña.

Su condena es de dos años y seis meses por un delito de lesiones, al haberse visto involucrado en una pelea. Ingresó en la prisión de Eivissa y lleva cumplidos quince meses. Según se cuenta en una carta remitida a este periódico, en la cárcel de Eivissa hicieron todo lo posible por ayudar a José Raimundo. Pero de repente fue trasladado a la cárcel de Palma «y desde entonces las esperanzas que se tenían se ven enterradas en un mar de silencios administrativos y burocráticos, propios de la maquinaria de este macrocentro penitenciario de Palma desde la llegada del nuevo director. Se ha puesto en marcha una especie de campeonato de tenis a tres bandas en el que se pasan la pelota el centro de Palma, Instituciones Penitenciarias y el Juzgado de Vigilancia, mientras la vida de Elenilde se va apagando poco a poco».

José Raimundo cuenta con el apoyo de Pastoral Penitenciaria y de la asociación Gabbatha.

 

Fuente

Sección: