Diario libertario de lugo e galaxia

GRAN CANARIA- Comunicado del Grupo de Respuesta Inmediata

21/12/2012
14:59

 

Grupo de Respuesta Inmediata: Asamblea de Inquilinos y Desahuciados

La Federación de Anarquistas en Gran Canaria, a través de su Grupo de Respuesta Inmediata ante los Desahucios, convoca, a todos los desahuciados, a todas las que en breve van a verse en esta situación, a todos los asfixiados por la hipoteca, a todas las víctimas de los bancos, a todos los que sufren los abusos de un rentista, a todas las que viven bajo la espada de Damocles de un casero, a todos los endeudados, a todas las prisioneras del alquiler, a todos los inquilinos, a todas las que se preocupan por el tema crucial de la vivienda, a todos los que carecen de techo, a la primera gran Asamblea de Inquilinos, con la intención de conocer y compartir las distintas problemáticas de cada uno, y con la finalidad de intentar buscarles y darles solución entre todos.

Invitamos a participar a todos los que se vean en disposición de asesorar a los represaliados por la dictadura bancaria, a todas las plataformas y organizaciones implicadas en esta temática, a todos los que puedan ofrecer soluciones a casos concretos o fórmulas de actuación generales, a todas las personas o agrupaciones dedicadas a la ocupación de inmuebles abandonados, a todos los colectivos que quieran luchar en la calle y no en los despachos.

Ante los desahucios: ¡Apoyo Mutuo y Acción Directa!

¡Si te desahucian responde y responderemos Todos!

Lugar: Plazoleta Upsala (Las Palmas de G.C., Vega de San José [Barrio de San Cristóbal]).
Fecha: 12/1/2013
Hora: 18:00.

A Continuación, para todos los que aún no saben en qué consiste nuestro Grupo de Respuesta Inmediata, aquí va nuestra declaración de intenciones y nuestra batería de medidas contra los desahucios:

Grupo de Respuesta Inmediata

Ante la oleada de desahucios que cada vez se ejecutan con más celeridad (300 al día, 105.000 al año) es necesario organizarse contra ellos, tal y como ya lo están haciendo muchas plataformas, pero con más contundencia.

Con más contundencia, porque cuando la gente, a causa de los desahucios, está perdiendo a sus hijos (secuestrados por el Estado y recluidos en centros de menores), cuando están perdiendo a sus padres (enfermos y sin recursos), están perdiendo el techo y están perdiendo la vida (hostigados hasta la muerte por los desahuciadores) no queda más que la vía de la Acción Directa.

¿Qué quiere decir actuar con más contundencia? Quiere decir dejar las medias tintas, los paños calientes, la conciliación y demás medidas que sólo satisfacen a la clase propietaria en detrimento de la clase desposeída. ¿Qué quiere decir Acción Directa? Quiere decir actuar sin reconocer más gestores de los problemas que los propios afectados (y esto no hace sólo alusión a la clase inquilina y bajo amenaza de desahucio, sino a la totalidad de la población acusada por el endeudamiento y la carestía) y una vía de resolución de conflictos que, preferentemente, no se inhibe de la confrontación.

A continuación pasamos a glosar cuál sería la batería de medidas que engrosan estos procedimientos de actuación Inmediata, Contundente y Directa (si bien abrimos el abanico de alternativas, aunque sea a nivel de asesoramiento, pues tenemos en cuenta las distintas circunstancias y necesidades de las personas que puedan solicitar nuestra colaboración):

1º Asesoría Jurídica: Como Anarquistas esta vía nos parece insuficiente, cuando no contraproducente o innecesaria. Sin embargo, y atendiendo a esas distintas circunstancias y necesidades a las que hacíamos alusión, ponemos a disposición de los solicitantes asesoramiento (incluso de corte profesional) sobre esta materia que, personalmente, nos parece una vía fallida.

2º Difusión: Desde el Grupo de Respuesta Inmediata estamos dispuestos, si se requiere, a iniciar una guerra de tinta contra todo desahucio y contra toda situación de abuso e injusticia derivada del mismo. La idea es usar todos los medios a nuestro alcance (difusión web, radio, cartelería, panfletos, etc.) para darle publicidad a cualquier caso concreto en que un individuo o familia se vean pisoteados por la maquinaria de los desahucios.

3º Parar Desalojos: Aunque ésta es una vía aplicada ya por distintas plataformas y colectivos cuya labor reconocemos (y cuya colaboración es siempre deseable), creemos que el protocolo de tirarse al suelo y esperar a que la policía nos vaya golpeando y desalojando, como si de una rutina se tratara, se ha demostrado bien intencionada, pero improductiva. A través de vías legales no puede conseguirse más que la sanción y reafirmación de la misma ley a través de la cual se nos desahucia (esto es tan cierto como que no se puede salvar a un ahogado sumergiéndolo en agua). Por tanto, ante esa postura “ciudadanista” (que incluso en pleno desahucio ha llegado a exigir “que nadie insulte a la policía”), nosotras y nosotros hacemos un llamamiento a la resistencia activa. Los desahucios no pueden pararse siempre con la mera oposición física, pero inerte, del propio cuerpo, sino con todos los medios a nuestro alcance para impedir el acceso de los secretarios judiciales y los agentes policiales a la vivienda en cuestión. Esto pasa por la oposición física activa, por el establecimiento de barricadas, la utilización de cadenas, alambrada de espinos, rotura de cerraduras y cualquier elemento que las circunstancias y los afectados vean necesario y deseable. Esto no debe quedar circunscrito sólo a la vivienda sino también a las calles aledañas. Lo ideal sería que todo un barrio movilizado levantara las barricadas que impidieran el acceso policial y judicial.

4º Sabotaje: Se debe de recurrir al sabotaje contra todo elemento o sujeto que coadyuve y participe, como colaborador necesario, en la ejecución de un desahucio. Esto alude tanto a los camiones de transporte usados para trasladar muebles y enseres como a la propia complicidad de los cerrajeros.

5º Realojo de los desahuciados: Si ha sido inviable parar el desalojo, han de iniciarse los procedimientos adecuados para volver a realojar al individuo o familia afectados en la misma casa. Tantas veces como deseen o sea necesario.

6º Ocupación: Si por cualquier motivo no fuera posible o deseable re-ocupar la misma casa, se buscará otro inmueble, preferentemente propiedad de la misma entidad desahuciadora (sea bancaria, pública o de un rentista particular) en la que esa familia pueda hallar cobijo. La idea es habilitar esa casa, pinchando siempre que sea necesario agua y luz, y procediendo a su saneamiento. El Grupo de Respuesta Inmediata se propone socializar el mayor número de inmuebles susceptibles de ser ocupados (liberados, si se prefiere) para darles la utilidad de viviendas sociales gratuitas. Con ese fin, intentará elaborarse un listado público de direcciones y lugares óptimos para dicho cometido.

7º Represalias: Una de las principales medidas disuasorias que puede emplearse para que los desahuciadores se lo piensen dos veces antes de ejecutar hipotecas y proceder a los desalojos es que experimenten en carne propia represalias contra sus propios hogares (hablamos de inmuebles, no de personas). En primer lugar, y si los afectados están dispuestos, sería interesante localizar las viviendas de todos los jueces, fiscales, banqueros, rentistas, funcionarios judiciales y policías que participan en la consecución de un desahucio y ocupar, con especial preferencia, dichas viviendas junto al resto de sus propiedades. De ser imposible, sería interesante que todo el mundo supiera que ahí vive un sujeto sin escrúpulos capaz de echar a la gente de su casa.

8º Huelga de Alquileres: Si la situación estuviera lo suficientemente madura y tanto los afectados como su entorno (el propio barrio) estuvieran lo bastante comprometidos, sería el momento de aplicar un arma que históricamente se ha demostrado temible, pero que requiere de grandes dosis de solidaridad y apoyo mutuo. Si un vecino fuera a ser desalojado, la idea es que todos los vecinos de dicho edificio, y a ser posible de la misma manzana o incluso del mismo barrio, declararan, colectivamente y sine die, una Huelga de Alquileres, negándose a pagar los mismos. Si hay amnistía fiscal para las grandes fortunas, ¿por qué no una amnistía que suprima las deudas de todas las personas en riesgo de desahucio? Como las amnistías se conceden, y nosotros lo que queremos es fabricar nuestras propias soluciones, ¿por qué no negarnos a pagar unas deudas abusivas, asfixiantes y humillantes, en un contexto en el que se rescatan bancos precisamente con el dinero que han aportado las personas que después serán desahuciadas por esos mismos rescatados bancos? Si hay huelgas laborales y también políticas (abstención electoral), ¿por qué no una Huelga de Alquileres? Declarémonos Insumisos y Desobedientes y, con la certeza de que tarde o temprano nos será imposible pagar los alquileres, hagámoslo ahora de forma consciente, hasta que se supriman todos los desahucios de forma permanente.

Para poner en común, coordinar e informar de la naturaleza del grupo, de sus objetivos y de los procedimientos ya desglosados, se intentará convocar cuanto antes, dándole toda la difusión necesaria, una Asamblea de Inquilinos, Desahuciados y Futuros Desahuciados en la que intentaremos compartir e intercambiar toda la información posible, empezar a conocer problemáticas concretas y a desarrollar las correspondientes acciones para paliarlas.

Si tu situación es muy alarmante y no puedes esperar a dicha asamblea; si te gustan los métodos propuestos o simplemente quieres asesorarte; ponte en contacto con nosotros a través del siguiente correo: anarquistasgc@gmail.com, y cuéntanos, lo más detalladamente posible, tus circunstancias y de qué forma preferirías abordar el problema.

El Grupo de Respuesta Inmediata, creado por la FAGC, quiere dejar por último una cosa clara: No pensamos permitir que nadie vuelva a quitarse la vida mientras la mayoría mira hacia otro lado; no aceptaremos que nadie se sienta solo bajo la guadaña del desahucio; no dejaremos que ningún desahucio quede impune.

“¡Muy diferente sería el resultado si los trabajadores reivindicaran el derecho del bienestar! Por eso mismo proclamamos su derecho a apoderarse de toda la riqueza social; a tomar las casas e instalarse en ellas con arreglo a las necesidades de cada familia; a tomar los víveres acumulados y consumirlos, de suerte que conozcan la hartura tanto como conocen el hambre”.
Piotr Kropotkin (La Conquista del Pan, 1892).

FAGC

http://www.anarquistasgc.net/2012/12/grupo-de-respuesta-inmedianta-asamblea.html

 

Sección: