Diario libertario de lugo e galaxia

CNT y CUT se reúnen para poner en marcha campaña contra la escalada represiva en la localidad

13/02/2013
18:20

 

Ante las últimas detenciones e imputaciones acontecidas la pasada semana por hechos relacionados con la última jornada de huelga general, el 14 de noviembre de 2012, la CNT y la CUT mantuvimos una reunión para analizar la actual fase represiva puesta en marcha por la Policía Nacional y la Administración, habiendo coincidido en la necesidad de articular una respuesta colectiva a lo que constituye, en último término, un ataque a las más básicas libertades conquistadas en los últimos años: de expresión, de reunión, de manifestación, de libertad sindical y de huelga.

Que dos personas puedan ser detenidas y sus domicilios puedan ser violados bajo una acusación mínima y con muy escasos indicios, que además furma parte de un procedimiento que había sido sobreseído por decisión judicial, pero reabierto a instancias de la Brigada de Información de la Policía Nacional, evidencia el cambio del escenario represivo en Compostela.

Si a este hecho unimos las causas aún abiertas contra docenas de personas por hechos relacionados tanto con la huelga del 14 de Noviembre como con la del 29 de Marzo, así como las diversas sanciones admnistrativas que se van acumulando, resulta evidente que es la intención de la Policía Nacional y de la Fiscalía iniciar un clima de intimidación contra el sindicalismo alternativo como contra el conjunto de colectivos, asociaciones y personas que día a día percibe la necesidad de organizarse fuera sido de los marcos del sindicalismo oficial y pactista.

No es casual que este movimiento represivo se dé en un contexto de aceleración de un sindicalismo combativo y tras el masivo éxito de mobilización de la pasada huelga general, en la que por primera vez el sindicalismo de base y los movimientos sociales de la ciudad consiguieron aglutinar la mobilización de millares de personas. Es evidente que ante el refrendo popular de las alternativas sindicales, el capital decide actuar con fuerza con la voluntad de insertar el miedo en el conjunto de la clase obrera y popular, que comienza a percibir a las organizaciones sindicales al margen de las "institucionales" CCOO, CIG y UGT como una referencia válida.

Desde la CNT y la CUT percibimos la necesidad de articular una respuesta a lo que parece ser una forma de conculcar, mediante la acción policial, el conjunto de los derechos políticos y sindicales que la clase trabajadora ganó con mucho esfuerzo, y también a veces con sangre, y que hoy están en evidente peligro de desaparecer. Entendemos que, ante la desproporción y la discrecionalidad de la actuación policial y judicial, es necesaria una acción conjunta y solidaria entre el conjunto del tejido asociativo de Compostela, del movimiento obrero y de las centrales sindicales. Entendemos que estamos viviendo una situación política y económica que no tiene vuelta atrás, que conscientes del carácter corrupto y de las prácticas explotadoras y precarizadoras de la clase empresarial y política, cada vez más millares de personas hacen de la calle su espacio desde el que articular estrategias de modificación consciente de la sociedad capitalista en una sociedad libre, justa, de iguales.

Entendemos que es la actual una fase decisiva de la movilización de base, que es hoy el día que la clase trabajadora nos jugamos nuestra propia existencia y que, ante los intentos de inocular el miedo y la desmoviliazación por parte del Capital, es necesaria una respuesta frontal, amplia, que integre al conjunto de la población que padecerá estos ataques, que demuestre que nuestra voz está presente en la calle y en los centros de trabajos con un único horizonte: la transformación integral de esta sociedad, transformación que ya está en marcha y que es, a pesar de los pesares, imparable.

 

Fuente

Sección: